Radius: Off
Radius:
km Set radius for geolocation
Search

Posgrados, una puerta abierta.

CÓMO ELEGIR UN POSGRADO


  1. Fijar objetivos. Es importante tener claro a dónde quieres llegar con lo que vas a estudiar. Fíjate una meta clara y concisa que te permita tener una ruta profesional.
  2. Mercado. Fíjate en las oportunidades laborales que puedas tener con el posgrado. Cuál es la aceptación que tiene en ese mundo laboral y empresarial.
  3. Posicionamiento. Vital es que elijas una universidad o institución reconocida. Con una prestigiosa trayectoria educativa. Eso le dará más valor a tu título.
  4. Calidad de la enseñanza. Dedícale tiempo a informarte si el programa de tu interés está acreditado de alta calidad. Esto marcará una gran diferencia entre los posgrados.
  5. Profesorado. Asegúrate de que el cuerpo de profesores estén altamente capacitados. Tengan experiencia no solo académica, sino también en el campo laboral para que te den una visión más amplia desde sus experiencias.
  6. Instalaciones. Otro de los elementos que debes evaluar es que la institución cuente con la infraestructura y los recursos técnicos para desarrollar tu posgrado con tranquilidad.
  7. Metodología. Revisa el pénsum y asegúrate que en lo preferible sea práctico, con ejercicios de simulación y análisis de situaciones y casos reales.
  8. Convenios. Averigua qué enlaces nacionales e internacionales tiene la universidad que te interesa. Esto te ayudará para que logres avances importantes en el mundo laboral.
  9. Globalización. Verifica la validez internacional del título al cual aspiras, parte de la importancia de un posgrado es que tu saber sea válido en cualquier lugar del mundo.
  10. Exalumnos. Habla con algunas personas que ya hayan cursado el posgrado para que te cuenten qué les pareció, cómo les ha servido y si es lo que estás buscando.
  11. Precio. Es importante que sepas qué tan costoso es y si vale la pena hacer la inversión de acuerdo a todo lo anterior.

UN ABANICO DE OPORTUNIDADES


La posibilidad de explotar al máximo un saber te permite dar pasos agigantados y progresar. Descubre en las voces de los miembros de algunas de las universidades más reconocidas de nuestra ciudad las posibilidades que tienes para hacer un posgrado y por qué es importante que lo hagas.

¿CÓMO FINANCIARLO?


La inversión económica que haces cuando vas a cursar un posgrado es altamente considerable, pero valiosa pues con seguridad se verá reflejada en tu futuro profesional y crecimiento personal. Por eso es importante que conozcas las alternativas que tienes para costearlos para no postergar tus sueños ni los planes de seguir avanzando.

A través de Icetex podrás conseguir el total del valor de la matrícula hasta el equivalente de 40 salarios mínimos. Este lo pagarás así: durante el periodo de estudio debes cancelar el 40% de la deuda en cuotas mensuales y el 60% restante más los intereses que se generen al mes siguiente de la terminación de los estudios en un plazo equivalente al doble del periodo de estudios financiado.

Los acuerdos de algunas universidades con entidades bancarias es otra de las alternativas que te ayudarán a financiar el curso, con unos bajos intereses que pagarás una vez hayas finalizado la formación de posgrado. Créditos que pueden ir desde el 40% de la matrícula hasta la totalidad de su valor.

Otra buena opción son las cesantías, estas son prestaciones sociales a las que todo trabajador con vínculo laboral o independiente tiene derecho y a las que puede acceder como auxilio en caso de quedar cesante, para vivienda o educación si se demuestra estabilidad laboral y capacidad de pago.

LA ALTERNATIVA


¿Presencial o virtual? Encuentra aquí las ventajas y desventajas de estudiar un posgrado en alguna de esas modalidades. ¡Tú decides!

VIRTUAL

  • Flexibilidad en el horario.
  • Permite al alumno decidir dónde, cuándo y cómo estudiar, facilitándole su propia planificación del trabajo.
  • Se puede estudiar en instituciones de gran prestigio sin necesidad de desplazarse físicamente a la sede, ahorrando tiempo y dinero.
  • El contenido de la información estaría las 24 horas disponibles.
  • Tienes la ventaja de interactuar más con todas las herramientas tecnológicas que ofrecen las TIC.
  • Se deshumaniza el proceso de formación al dejar de lado la relación maestro- estudiante.
  • Si las tareas y objetivos del curso no están bien explicados es fácil que los estudiantes deserten o no aprovechen al máximo la formación.
  • Se requiere un alto grado de compromiso y disciplina para cumplir con cada módulo del curso.
  • Tiene facilidad de interactuar con otros compañeros de curso.
  • Los trabajos se pueden paralizar si el estudiante no tiene con quién despejar dudas sobre la temática.
  • La falta de hábito para tomar este tipo de clases puede llegar a irrumpir el curso.

PRESENCIAL

  • Permite una interacción más cercana entre maestro y alumno.
  • Es limitada la flexibilidad de los horarios.
  • Los estudiantes tienen mayor participación en cada clase.
  • Tienen la oportunidad de despejar cualquier duda en el momento inmediato.
  • Fortalece las relaciones sociales
  • Es más fácil para desarrollar una estrategia didáctica teórico–práctica.
  • Implica la presencia y desplazamiento del estudiante a la institución
  • El ritmo de trabajo y aprendizaje es determinado por el profesor y el grupo.
  • Se usan herramientas de apoyo que no necesariamente requieren de conexiones o recursos tecnológicos sofisticados.
  • Estimula y desarrolla destrezas y habilidades para el trabajo en grupo, así como reglas de convivencia.
  • Muchos de los posgrados tienen validación internacional y convenios con multinacionales.
  • Se emplean métodos de calificación como evaluaciones de tiempo restringido y estricto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con